Probablemente, entre un cuento de hadas / y una lucha, me quedaría con la última / El club de las abuelas en español, difunden el mensaje / luna, rabia y cambio… un impulso al más allá / La novela simple del que nunca pierde… / el absurdo de lo que no se contrapone y tú, / ¿Qué es lo que realmente quieres?

En un afán sin sentido desde la distancia / se inunda el abismo del alma / Acá afuera no es que haga frío, más bien falta luz / sobra persecusión y no se escatima en gastos / A veces, tan solo pienso que es mañana… / para que el ahora desaparezca de mi, y tú, / ¿Qué es lo que realmente quieres?

Siendo franco me perdí en el tiempo que no tenemos / en lo que ya no aparece/ Una memoria infalible / El talismán de lo oculto se versiona a sí mismo / pensando en la rutina de lo escaso / y tú, y ahora yo, ¿qué es lo que realmente queremos? / Hambre.

Una invasión. Un redoble de tambores. 
Las fachadas caen en el borde de mi sombra.
Me desvisto a la luz de un abismo.
Escapo, resisto… inevitable.
La luz irrumpe; ilumina la sombra. Me despierta.
Corro, limito. Crezco y me desarrollo.
Muero y re-construyo.
Una espada en el fuego; en el agua.
La vida. Un ir y venir en la soledad del proceder.
La energía de otros ya no me invade. 
Me encuentro en la reciprocidad y la esperanza. 
Ya no sufro.
Sin embargo, vamos de nuevo.

Mi opinión como ciudadano.

Definición de Abusar:

1. Hacer uso excesivo, injusto o indebido de algo o de alguien.

2. Hacer objeto de trato deshonesto a una persona de menor experiencia, fuerza o poder.


En los últimos años de historia de nuestro país, hemos visto como se destapan una serie de casos de corrupción -una forma de abuso- que nos ha llevado a re pensar el como debemos organizarnos como sociedad.

El escribir una nueva constitución, es parte esencial de dicho avance en pos de una sociedad comprometida e inspirada por una misma visión y propósito.

Sin perjuicio de lo anterior, creo necesario mostrar que Chile es un país abusado. Esto trae consigo, al igual que cuando una persona es abusada, efectos y consecuencias psicológicas y sociales que afectaran nuestro cotidiano actuar.

Para hacerlo, voy a utilizar la definición de la RAE de Abuso y haré mención en cada uno de los tipos de abuso, alguna situación que haya ocurrido en nuestro país.


abuso de autoridad

Que comete un superior que se excede en el ejercicio de sus atribuciones.

En la época de la dictadura, la condición inherente a dicha situación es el abuso de poder. Toda dictadura, por definición, usa el “poder” del dictador en desmedro de la ciudadanía en base a la consigna “debemos proteger a la patria”. Todos sabemos la cantidad de asesinatos injustificados y hechos violencia desmedida que acontecieron en dicho momento. Esto ha generado en Chile un miedo a la autoridad y nos ha dejado prisioneros de la resignación hasta el día de hoy.

abuso de confianza

Consistente en engañar o perjudicar a alguien que, por inexperiencia, afecto o descuido, le ha dado crédito.

La base de la política chilena es el abuso de confianza. Un sinnúmero de casos son la prueba de dicha afirmación. El acto del sufragio, es un “voto de confianza” por un candidato o candidata. Éste, a su vez, mediante un programa, se compromete con los ciudadanos a realizar ciertas acciones que irán en su beneficio, dado el diagnóstico y lo que la ciudadanía necesita. Sin embargo, gobierno tras gobierno, estos no han cumplido con sus promesas. Alimentando la sensación de resignación mencionada anteriormente.

abuso de derecho

Ejercicio de un derecho en sentido contrario a su finalidad propia y con perjuicio ajeno.

La rebaja de impuestos, en ciertos casos está favorecida por la ley. Sin embargo, muchos individuos en nuestra sociedad utilizan este “derecho” para eludir y, en consecuencia, no pagar impuestos. Los impuestos son un contrato social que establecimos, con el objetivo de financiar las políticas públicas necesarias para que nuestro país florezca. No obstante, en innumerables ocasiones, esto no se cumple.

abuso de posición dominante

En el derecho de la competencia, actuación comercial prohibida que se prevale de una situación de ventaja.

Creo que ni siquiera es necesaria una explicación. Las grandes empresas de nuestro país, con el objetivo de aumentar sus ganancias, abusan de cada uno de los resquicios y vacíos legales, y de la normativa vigente. Esto aumenta su “poder”, destruyendo la confianza, depositada por parte del estado y violentando a la ciudadanía.

abuso de superioridad

Consistente en el aprovechamiento de la desproporción de fuerza o número.

Todos vimos el caso del delincuente que fue amarrado y violentado en plena calle, por haber realizado un acto no conforme a la ley. Este hecho, prueba que el abuso no solo proviene de un grupo selecto de individuos en una posición privilegiada, sino que somo todos responsables como sociedad de los actos de abuso ocurridos en nuestro país.

abuso sexual

Delito consistente en la realización de actos atentatorios contra la libertad sexual de una persona sin violencia o intimidación.

Uno de los más grandes flagelos de la sociedad. No creo que necesite ahondar en este tipo de abuso. Solo mencionar que la lucha de las mujeres, en pos de una sociedad más igualitaria, y la profundización en el desarrollo de una normativa pro infancia, no sólo ha permitido la apertura, sino también la visibilización de una brutal realidad en nuestro país y en el mundo.


Un país lo hacemos todos. El tomar consciencia de la potencialidad y las sombras que tenemos, como seres humanos organizados, es un fuente de poder sin límites.

Los actos ocurridos en el último tiempo y la indignación social, dan cuenta de un estado de evolución mayor que el teníamos hace tan solo 5 años atrás. Hoy, hemos vuelto a marchar, a gritar y a desvelar los actos que no satisfacen el “acuerdo social” que hemos establecido.

Sin embargo, salir de una situación de abuso no es fácil. Al principio da miedo y vergüenza aceptarlo, y mucho más, conversarlo con otros. El dolor que se siente es profundo. Pero, el apoyo de los seres queridos y la aparición de vínculos reparadores -en este caso una nación completa- son la tierra fértil para trascenderlo.

Pensemos en los que vendrán y en que queremos dejarles. Hablemos con franqueza sobre aquello que nos duele, lo que nos hace feliz y lo que deseamos para el futuro. Hagamos planes y fortalezcamos el vínculo humano que nos une. ¡Soñemos!

Las circunstancias están dadas para salir de la resignación y adentrarnos en un nuevo Chile. Un lugar que es nuestro y que todos y cada uno de nosotros, luchará por mantenerlo como tal.

¿Cuándo los dinosaurios van a desaparecer de Chile?

Después de leer la entrevista de Büchi en la revista Capital, me siento en la obligación de dar mi opinión y de explicar mi sensación de irritación.

La premisa de Büchi en su columna es que la inestabilidad del país se manifiesta, por la energía re-fundacional del gobierno. Es decir, un gobierno que quiere cambiar aquello que a todas luces está mermando la calidad de vida de las personas, es el responsable de esto. Y no, el constante abuso por parte de los involucrados en cuidar y resguardar el buen funcionamiento del estado.

Uno de los párrafos que llamo mi atención es:

“En Chile, las personas que no tenían acceso al crédito eran casi todas. Se democratizó el crédito y ahora, por decir que ciertos casos eran abusos, estamos marcha atrás y muchas personas no tienen el acceso que tenían antes…”

Claro, en Chile se “democratizó” el acceso al crédito desde una perspectiva, netamente, transaccional. Fue, es y será un tremendo negocio. De hecho, el 80.7% de la población chilena gana 1 millón de pesos o menos mensualmente. La concentración de la mayor parte de la deuda impaga está, adivinen ustedes, en la misma población con un 29.8%, siendo la que gana menos de 250 mil pesos al mes la mayor proporción. [Informe de endeudamiento de los clientes bancarios, SBIF año 2014]

Entonces, la gente, básicamente, está utilizando el crédito no para acceder a bienes y servicios que desea desde una perspectiva hedonista. Sino que, lo está utilizando para satisfacer necesidades primarias.

Ahora, independientemente de que gran parte del endeudamiento se explica a través del consumo, es importante mencionar que sin educación financiera -mucho pedir en un Chile que educa sin calidad- es imposible hacer un buen uso de la capacidad de endeudamiento.

Entonces, desde donde yo lo veo, la “democratización” del crédito no es la panacea. Sino más bien, un instrumento bajo una premisa falaz de acceso. Es decir, una forma más de alienación.


“Yo no creo en el concepto de facturas ideológicamente falsas. Creo que la factura es un elemento de control tributario. En ninguna parte del código tributario se habla de factura ideológicamente falsa”

El concepto no es creer o no, sino más bien atenerse a los hechos. Es posible que no exista el concepto en la ley, pero la naturaleza de la acción también reside en la intención de la ley. [¿o es muy tonto lo que estoy diciendo?]

La defensa a lo indefendible me violenta y más todavía, intentado convencernos a todos de la “inocencia” de la naturaleza de la acción.

Para mi, Büchi no es más que un resabio de la política sin empatía. Como el puede mandarse a cambiar a gusto, no tiene ninguna necesidad de aportar a la solución de los conflictos en el Chile de hoy. Total, ya ganó lo suficiente.


Acerca de SQM

En palabras del propio Hernán:

“SQM gasta más de mil millones de dólares al año. Y obviamente como director a mí me preocupaba en qué se gastaba. Y ahora, si en la pasada, dentro de mil y tantos millones, el gerente general podía invitar a alguien a conocer la pampa o pagarle el pasaje, o comprar encuestas, no tengo idea, encuentro que estaba dentro de sus facultades…”

¿Entonces, cuáles son las funciones del directorio?

“Se perdió el respecto… Dentro de SQM, no. Ahora, usted puede estar preguntándome por las Cascadas, que desconozco, y ahí no tengo mucho que opinar.”


Lo mejor para el final

“Penta no era del yerno de Pinochet y la destruyeron. Si usted me pregunta si hay una estrategia para atacar y desprestigiar a ciertos grupos, yo creo que sí. En esta estrategia por refundar Chile, obviamente los empresarios tienen que ser no legítimos, como la Iglesia tenía que ser no legítima en un minuto…”

Esto me da vergüenza ajena. Simplemente comparar al empresariado con la iglesia, no es más que una versión de ellos mismos al espejo; la institución más corrupta y adicta al poder que la historia a conocido. Desde ese lugar me pregunto: ¿cuándo los dinosaurios van a desaparecer de Chile?