La confianza en uno mismo

Durante un largo tiempo, he estado buscando afuera; en el budismo, el coaching, la medicina china, etc., alguna forma de sanación más permanente, que me permita acercarme a una sensación de paz.

Sin embargo, en general retorno a mi antigua coherencia y vuelvo a sentir que rápidamente pierdo aquello que “gané”.
Me imagino que esto es una sensación muy común en el ser humano.

¿Qué podemos hacer para que esta sensación de paz, se vuelva más estable y podamos estar sanamente con nosotros mismos?

Para responder a esta pregunta, quisiera primero definir a la confianza desde la perspectiva ontológica; juicio que hacemos sobre los otros, pero también sobre nosotros mismos en los dominios de la:

  • Confiabilidad: credibilidad.
  • Competencia: habilidad.
  • Sinceridad: coherencia entre lo comprometido y lo realizado.
  • Involucramiento: presencia.

Entonces, la confianza al ser un juicio este puede ser fundado o infundado, dependiendo de las “pruebas” o fundamentos que manejemos para que este sea válido o no.

Si se fijan, la confianza es un fenómeno que depende de la historia y de nuestra experiencia en el mundo, al igual que muchos otros juicios que tenemos en nuestros repertorio.

Por consiguiente, la pregunta que cabe de cajón en este minuto es:¿cómo está construido el juicio de confianza que tengo sobre mi mismo? *

Volviendo a la pregunta inicial, una de las tantas formas en que podemos establecer una relación más sana con el entorno y con nosotros mismos,es observar nuestro juicio sobre la confianza.
Muchos autores han mencionado el simple hecho de que sin la confianza nuestro sistema no funcionaria; aplicado esto a la persona, sin un juicio de confianza bien fundado sobre nosotros mismos, nuestro propio sistema no funciona.

Ahora que estoy terminando de escribir este post me pregunto: ¿confío en mi mismo? Y, ¿tú?

*PS. Con el objetivo de hacer de este post algo más práctico, me gustaría dejarlos con un simple set de preguntas que les pueden ayudar a establecer como está construido su juicio de la confianza:

  1. ¿Considero que he “cumplido” lo suficiente, en relación a los compromisos que he adquirido conmigo mismo?
  2. ¿Siento que tengo la habilidad y que soy sincero al momento de generar dichos compromisos?
  3. Cuando adquiero un compromiso, ¿me involucro de la manera en la que me gustaría hacerlo?