Paronoia de un caminante

Visito lugares algunas ciudades
esas que dejan el cielo al mismo sol.
Unas pocas almas perdidas, unas cientas caídas
que no escapan por miedo a morir.
Aunque saben que no hay peor enemigo
que esa pobre situación de auxilio
cuando todo el terror se te viene al corazón.

Seguí caminando, pase un armario
me dicen mejor canta tu.
Esas gotas de frío, un silencio perdido
escuchando la voz del adiós.
Aunque saben que no hay peor camino
que esa pobre situación de auxilio
cuando todo el terror se te viene al corazón.

Estás desnudo.
Estás aquí.
Donde todo siempre es mudo.
Donde todo siempre es así.
Déjame gritar, déjame gritar.

Anuncios