La vacuidad

Lo que entiendo de…

La vacuidad o el “vacío”, es la no-dualidad. Es decir, se elimina la distinción por oposición del sujeto-objeto. Por lo tanto, el observador del fenómeno es parte constituyente del mismo.

De acuerdo a Heisenberg, “lo que observamos no es la naturaleza misma, sino la naturaleza expuesta a nuestro método de cuestionar”. Es decir, la realidad es una proyección de la mente basada en la interpretación de ésta última a razón de su paradigma.

Cada uno de nosotros tiene la posibilidad cierta de colapsar los fenómenos que deseamos, mediante el pensamiento. Puesto que estamos interconectados con el todo, a través de nuestra participación en la existencia.

Sin el participante, la realidad es todo potencial.

Desde este lugar, cobra mayor sentido la incorporación de la meditación como método de aquietación de la mente y a su vez, la concreción de la práctica del silencio, puesto que el uso de la palabra es una proyección más de la mente y por lo tanto, no alcanza a dar cuenta de lo que es la realidad en si misma.

Anuncios