Hacerse Cargo

Una invasión. Un redoble de tambores. 
Las fachadas caen en el borde de mi sombra.
Me desvisto a la luz de un abismo.
Escapo, resisto… inevitable.
La luz irrumpe; ilumina la sombra. Me despierta.
Corro, limito. Crezco y me desarrollo.
Muero y re-construyo.
Una espada en el fuego; en el agua.
La vida. Un ir y venir en la soledad del proceder.
La energía de otros ya no me invade. 
Me encuentro en la reciprocidad y la esperanza. 
Ya no sufro.
Sin embargo, vamos de nuevo.

Anuncios