Empoderarse

Hoy estuve pensando en la palabra empoderarse. Esta se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven. (Wikipedia)

Entonces, ¿estoy realmente empoderado de mi persona? ¿He aumentado mi fortaleza espiritual, política, social y económica? Esta no es una pregunta trivial.

Empoderarse requiere de humildad y disciplina.

Para constituirnos como “oferta” para otros y para nosotros mismos, es necesario potenciar nuestros dones y habilidades, además de nuestras competencias. No es un proceso inmediato; mas bien requiere de un enorme compromiso y dedicación, para establecer donde radican nuestras fortalezas y oportunidades de mejora.

Uno de los temas centrales en mi búsqueda ha sido éste. El cómo y desde que lugar utilizo todo aquello que he ido adquiriendo a través del tiempo, para fluya y encuentre su máximo potencial.

Empoderarse requiere de humildad y disciplina. Humildad para saber manejar el inmenso poder que cada uno de nosotros tiene como creador de nuestras realidades y disciplina, para sostener aquellas experiencias de aprendizaje que se irán sucediendo.

Anuncios